A Propósito De Dejar De Fumar

La letra comic sans me es familiar desde hace un tiempo ya; prácticamente desde que comencé a usar una pc. Sin embargo hoy voy a comenzar con un tema del que quiero hablar hace mucho: dejar de fumar y sus beneficios. Probablemente algunos de ustedes se preguntarán qué tendrá que ver la letra comic sans con dejar de fumar: desde ya les adelanto que absolutamente nada.

Dejar de fumar es para muchos una meta muy ansiada a la que por más esfuerzos conscientes que hagan no pueden llegar. Para otros como yo era un evento que sabía que tenía que suceder en el futuro y que sistemáticamente iba dejando para más adelante con cada vez más débiles razones. Hasta que finalmente en el medio de una gripe en el invierno austral de 2009 llegó la hora del último cigarrillo. Lo recuerdo muy bien; no era un cigarrillo completo sino medio que había dejado desde la noche anterior. Fumé ese medio cigarrillo y lo que hice fue no volver a comprar más cigarrillos. No esa tarde, no esa noche, ni a la mañana siguiente. Llegué a las 24 horas de abstinencia y no me pasó absolutamente nada raro, así que me propuse las 48 horas; luego las 72…y ya llevo casi 9 años sin fumar un solo cigarrillo. En verdad, me gusta decir que en principio, dejé de comprar cigarrillos. Y esto, que puede parecer un detalle poco importante, es un hecho clave. No tener ni cigarrillos ni encendedores ni fósforos a mano es una de las primeras recomendaciones que se dan en los lugares donde se ayuda a dejar el tabaco. Así que para mí el primer paso fue no comprar, no tener conmigo los cigarrillos; y sobre todo no tenerlos cuando llegó la noche. Razoné que si todas las noches podía estar sin fumar ocho horas mientras dormía, y otras ocho horas sin fumar en el trabajo bien podría también no fumar en el resto de la jornada. Así que el primer día, al salir de trabajar al anochecer como todos los días pasé por el almacén o autoservicio donde siempre compraba mis cigarrillos (para estar seguro de tenerlos en la noche, donde todos los negocios están cerrados y no hay donde comprar tabaco) y en lugar de cigarrillos compré unos maníes con pasas de uva o algo así; también unos chocolatines. Por fortuna el resfrío y la gripe me habían quitado un poco las ganas de fumar (“craving”), y también me hicieron ir a la cama temprano. A la mañana como no tenía cigarrillos no fumé, y resistí hasta llegar al trabajo al mediodía (donde como en toda área laboral en Uruguay está prohibido fumar). Ese anochecer al salir del trabajo tampoco compré tabaco…y nunca más compré; ni fumé. Solamente conservé por un tiempo mi pequeño cenicero de bronce; bueno, no era exactamente un cenicero sino algo como un pequeño platito, muy pequeño. Vaya uno a saber de donde había salido. Ahora me doy cuenta de que no dije nada de los beneficios de dejar de fumar. Bueno, es mejor, muchísimo mejor no fumar. Dejen ya de fumar, se puede. Y si no pueden solos, busquen ayuda. Hay. Van a ahorrar un montón de dinero, y van a comenzar a mejorar su estado de salud desde el primer día

.20150830_181918

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s